Crecimiento del sector de la construcción en los 19 países miembros de la red Euroconstruct

  |   2018, Construcción   |   No comment

El sector europeo de la construcción ha experimentado en 2017 un crecimiento en su producción de alrededor de un 3.5%.

Hay dos aspectos claves que han motivado este incremento.

En primer lugar, el crecimiento de las medidas de construcción en Europa ha alcanzado su nivel más alto desde 2006, es decir, poco antes del estallido de la crisis financiera internacional.

En segundo lugar, se ha producido un aumento de la demanda de construcción en la totalidad de los 19 países miembros de la red Euroconstruct que supone un crecimiento general en Europa que no se producía desde la reunificación de Alemania. Y parece que este hito puede repetirse en el año 2018…

Para entender el mencionado desarrollo de la demanda de la construcción, hay que tener en cuenta que se ha experimentado un crecimiento económico más elevado de lo previsto que ha contribuido a que mejoren los ingresos familiares, los beneficios empresariales y el estado de las finanzas públicas. Este entorno favorable ha hecho aflorar más demanda de construcción, tanto por la parte privada como por la parte pública.

No debe perderse de vista que la industria de la construcción europea ha estado en camino de crecimiento desde 2014, ya que la construcción total en los cuatro años que van desde 2014 hasta 2017 ha aumentado en un 9%. Y lo más positivo es que las predicciones dicen que se puede esperar un nuevo incremento del 6% en los 19 estados miembros de Euroconstruct para 2020.

 

Analizando los datos ofrecidos por Euroconstruct, se ve que el estímulo más fuerte una vez más viene de la construcción residencial. Durante la pasada década, la edificación residencial fue la protagonista tanto del boom europeo de la construcción como de su posterior declive, y ahora vuelve a ser la principal responsable de este nuevo momento de bonanza del sector. Tras haber experimentado un fuerte avance (8,9%) en 2017, aún parece que le queda margen de crecimiento a medio plazo. En 2018 volverá a ser el subsector más expansivo (4,4%) pero de ahí en adelante se prevé que perderá impulso en 2019 y 2020 dado que se espera que la demanda se debilite.

En cuanto a la edificación no residencial, la previsión sigue una secuencia temporal similar a la de la vivienda: en 2017 se espera  que se produzca el pico de crecimiento (3,6%) y que a partir de ahí se desacelere en 2018 hasta llegar al estancamiento en 2020. Recalcar que las mejores previsiones se concentran en la construcción relacionada con la salud, prueba de que hay una demanda presente (y sobre todo, futura) que merece ser atendida tanto por el sector privado como por el público.

Por último, el informe refleja que la ingeniería civil asumirá el papel de impulsor del mercado a medio plazo con una tasa de crecimiento sin precedentes de más del 4% en 2018 y 2019, de manera que puede llegar a compensar parte de la previsible desaceleración de la edificación.

No Comments

Post A Comment