ENTREVISTA A D. JOSÉ DÍAZ GERENTE DE PROCESADORA DE ARCILLA

  |   2017, Dicen de Morte, Entrevista, Internacionalización, Mor 05   |   No comment

Procesadora de Arcilla (PROCARSA), localizada en la Chorrera en el barrio de Colón, es la empresa de referencia en la fabricación de todo tipo de ladrillos y tejas en Panamá. Integrada dentro del grupo Productos Maribel junto con otras cuatro empresas, se fundó en el año 2000 y cuenta en la actualidad con 95 colaboradores en planta, además de 10 administrativos en sus oficinas.

La empresa se estructura bajo la configuración de dos líneas de producción, con un volumen de producción de unas 300 toneladas/día, lo que representa una capacidad de fabricación anual de unas 80.000 a 95.000 toneladas de productos cerámicos.

José Díaz, Gerente y Técnico en Procesos desde la fundación de la empresa, con más de 20 años de servicio al grupo, nos atiende para dar a conocer sus impresiones sobre su empresa y el mercado panameño.

 

1º) ¿Nos podría decir cuáles son sus productos principales y los proyectos más importantes en los que han participado?

J.D: En Procesadora de Arcilla nos ajustamos a las necesidades básicas según los diseños de las obras en las que participamos. Por esta razón, contamos con una extensa variedad de productos para la construcción, como ladrillos huecos verticales, machihembrados, caravistas, tejas cónicas y tipo S, todos ellos fabricados bajo norma COPANIT (Comisión Panameña de Normas Industrias y Técnicas).

En cuanto a nuestra actividad, a lo largo de nuestros 17 años de existencia, hemos tenido la oportunidad de participar en muchos proyectos muy interesantes, pero sin lugar a dudas, del que nos sentimos más orgullosos por su significado, es del Concurso Nacional Panamá de producción más limpia, en el que nos clasificamos en primer lugar.

 

2º) ¿Qué productos y tendencias cree que se van a imponer en un futuro cercano en Panamá? y ¿Qué expectativas tienen para los próximos años tras la ampliación Canal?

J.D: Lo cierto es que la competencia en Panamá es muy fuerte e innovadora. Por lo que estamos viendo, creemos que en la construcción panameña predominarán productos como los paneles aligerados de foam (espuma) y los paneles de mallas metálicas para paredes y divisiones, entre otros.

Es evidente que, con la inauguración de la ampliación del Canal de Panamá, surgirán nuevos inversores en nuestro país. Y como punto relevante creemos que se producirá un incremento en la construcción de casas de tipo social, que consideramos es una de las actividades más activas en los últimos años.

 

3º) ¿Tienen pensado desarrollar nuevos productos en el futuro?

J.D: En Procesadora de Arcilla estamos permanentemente abiertos al desarrollo de nuevos productos. La decisión la tomamos bajo un análisis previo, en el que los criterios de la lógica y el sentido común son los principales parámetros que tenemos en cuenta.

En concreto, estamos evaluando implementar en un futuro cercano nuevas líneas de producto como adoquines, chapas, diversos diseños de tejas, mega formatos y pisos entre otros.

 

4º) En un mercado tan competitivo y en alza como el suyo, ¿qué inversiones han hecho en los últimos años y por qué?

J.D: En Panamá tenemos una gran competencia con otros productos como los bloques de cemento y arena que, aunque no cuentan con los mismos atributos, calidad y resistencia que nuestros productos cerámicos, acaparan parte del mercado en el área comercial.

Por esta razón, identificamos la necesidad de modificar el diseño de nuestros ladrillos, para brindarle al cliente un ahorro sustancial en la operación total de las instalaciones y un significativo ahorro de hasta un 25% en materiales.

Precisamente, para ser más competitivos, en el año 2013 decidimos dar un paso más e invertir en tecnología europea, eligiendo a MORTE como colaborador de confianza.

Nuestra apuesta fue seleccionar los dos productos de mayor producción, los machihembrados de 10×22, 5×45 y de 15×22, 5×45, y adquirir dos moldes TM-EF con cuatro entubados, el último con acero en el interior y frenos en el exterior.

 

 

5º) ¿Nos puede describir brevemente cómo fue ese proceso?

J.D: MORTE nos propuso fabricar estos moldes para machihembrado inicialmente en acero tratado para testar que los moldes funcionasen correctamente en este material. Tras analizar los resultados, pudimos constatar que todos los parámetros eran correctos, que estábamos ante el diseño perfecto del ladrillo para nuestro mercado, y pronto pudimos considerar que estábamos frente a un producto de gran calidad.

A continuación, iniciamos una labor mancomunada con MORTE para la confección de los moldes con sus elementos más sometidos al desgaste, tacos y marcos, en un material más resistente al desgaste, el carburo de tungsteno MOR-05, que nosotros conocemos como widia.

Este cambio se dio sin ningún tipo de contratiempo, sin que fuera necesaria la visita a nuestras instalaciones de personal especializado de MORTE y sin tener que parar la producción de la planta en ningún momento.

 

6º) Desde su punto de vista ¿Qué valor le otorga al molde dentro de su proceso productivo? y ¿en qué medida considera que puede mejorar la rentabilidad de sus productos?

J.D: Un molde debidamente fabricado para el proceso de extrusión, es decir, diseñado adaptándose a los tipos de arcilla que utilizamos en nuestro proceso productivo y a los modelos y características de la maquinaria utilizada para extruir, permite reducir los costos de producción y aumentar la capacidad de fabricación, mejorando por tanto el ratio costo beneficio y la rentabilidad.

Los moldes de MORTE debido a su práctico sistema de ajuste con frenos exteriores nos permiten disponer de un mejor control de los ladrillos a moldear, garantizando un producto final de gran calidad, entre el 95% y 97% bueno. Además, se han eliminado los tiempos muertos por ajustes de moldes, dado que antes trabajábamos con moldes sencillos que por su configuración se ajustaban mediante frenos internos.

Por todo ello, hemos experimentado un ahorro significativo de la mano de obra y de los insumos necesarios para el mantenimiento de los moldes que ha repercutido de manera muy positiva en un incremento sustancial de la productividad diaria.

Debo admitir que gracias a la decisión que adoptamos hemos logrado ser mucho más eficientes y eficaces.

 

7º) Después de casi 4 años trabajando con los moldes de MORTE. ¿Me podría describir su experiencia con los productos de esta empresa? ¿Qué opinión le merece la mencionada widia MOR-05 en cuanto a su durabilidad y la resistencia la abrasión?

J.D: Basándome en los resultados obtenidos en los productos finales para despacho, debo definir los moldes de MORTE como ricos en bondades dado que al procesar arcillas brindan mayor seguridad, fluidez, control y textura a los productos que fabricamos. Su calidad, durabilidad y maniobrabilidad es excelente.

En cuanto a la widia MOR-05, he de reconocer que en nuestras instalaciones no hemos utilizado nunca un material más adecuado para la extrusión que este. Su resistencia a la abrasión y la fluidez del barro sobre este material es excelente. Calculamos que fabricamos al menos 40.000 toneladas de ladrillos sin tener que hacer algún tipo de cambio en los elementos del molde. Este factor repercute directamente en un menor costo de fabricación por ladrillo.

Por ello, a día de hoy seguimos utilizando la widia MOR-05 de MORTE como material principal para la confección de los repuestos de los moldes.

No Comments

Post A Comment