Somos Morte. Sergio Fernández

  |   2018, Equipo Morte, Somos Morte   |   No comment

Responsable de Calidad y Medio Ambiente

 

Sergio es una persona que tiene los pies en la tierra, de hecho finalizó sus estudios de ingeniería agrícola con la idea de dedicarse posteriormente a la enología. Y es que proviene de una familia con viñas en La Rioja Baja con mucha raigambre en la tierra.

Pero la tierra llama a la tierra y la arcilla se cruzó en su camino cuando estaba terminando el proyecto final de carrera… y Marcos le invitó a unirse al equipo de MORTE en 2004.

Nada más empezar a trabajar en verano del 2004, se le encomendó la labor de la gestión de la certificación de calidad, supervisado desde la dirección. Así que, ni corto ni perezoso, se puso a la tarea y en mes y medio pasó la auditoría de Calidad ISO 9001.

No pudo tener mejor aterrizaje, en 4 semanas se puso al día y desde entonces realiza su trabajo en las áreas de calidad, compras y producción, colaborando activamente en la implantación de pequeñas mejoras en el proceso productivo.

Tres años después, a instancias de dirección, se encargó de obtener también la certificación de calidad medioambiental ISO 14001.

Él define su trabajo como un puesto bisagra entre el área de diseño y el de producción, supervisando las órdenes de trabajo y estando muy pendiente de mantener los altos estándares de calidad de los moldes de MORTE.

De la empresa destaca la actitud de innovar permanentemente, la experiencia acumulada de años en el sector y la preocupación de la dirección por los trabajadores.

Una preocupación que ahora él traslada a su recién ampliada familia, porque tener una hija te cambia la vida mucho y para bien… Cada edad tiene sus etapas y a él le ha llegado la de ser padre.

Le gusta la bicicleta de montaña y viajar… conocer lugares, culturas y personas… experiencias, dice… desde Croacia, Suiza, Noruega, Praga, a Estados Unidos. Ahora ha tenido que parar un poco y dedicarse a sus otras aficiones como la música, el mundo del vino, acercándose al viñedo familiar siempre que puede para colaborar en las tareas del campo y sobre todo dedicando tiempo a su hija y su pareja.

No le faltan inquietudes, pero siempre con los pies en la tierra, en su tierra, la tierra en la que está su casa, su hogar y la empresa en la que trabaja, cuyos productos no duda en recomendar:

“Por el trabajo que hay detrás de cada molde, los años de experiencia en el sector, visitando, y trabajando “codo con codo” con los clientes. Y la experiencia acumulada que hace que cada molde sea distinto y ajustado a las necesidades específicas de cada cliente”.

La calidad de los moldes de MORTE, la certifica él.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.